La Xbox 360 marcó un antes y un después en la historia de los videojuegos. Varias generaciones crecieron con esta consola que brindó largas horas de entretenimiento gracias a títulos como ‘Halo’, ‘Gears of War’, ‘Call of Duty’, entre otros.

 Hace algunas semanas, el director de la división Xbox, Phil Spencer, anunció que dejará de producir la Xbox 360, luego de 10 años de estar en el mercado. Según indicó el directivo, esta decisión se tomó debido a que fabricar un producto con más de diez años de antigüedad les está pasando factura.

Sabemos que está noticia podría resultarte desalentadora; sin embargo, Microsoft dijo que quienes cuentan con una consola Xbox 360 y son usuarios activos en la plataforma, la empresa seguirá ofreciendo soporte.

Por ejemplo, los jugadores continuarán recibiendo los servicios de Xbox Live, podrán seguir comprando videojuegos en la tienda en línea de Xbox 360 (hasta que se acaben las existencias), y continuar accediendo al soporte técnico. Para más información siga este enlace: support.xbox.com/es-CO/

Tenga presente que usted podrá jugar los títulos de Xbox 360 en su consola Xbox One. Esto es posible, gracias a una característica llamada retrocompatibilidad.

¿Cómo funciona? Simplemente debe insertar el juego de Xbox 360 en su consola Xbox One. Luego, la máquina iniciará un proceso de instalación en el disco duro para que pueda acceder al juego. Este proceso es fácil y no tomará mucho tiempo. No olvide que necesita mantener el disco en la bandeja para poder jugar.

Por su parte, los títulos digitales que posea, aparecerán automáticamente en la sección ‘listos para instalar’ de su Xbox One.

Recuerde que no todos los juegos de Xbox 360 son compatibles con la Xbox One. Microsoft tiene a disposición un catálogo de más de 104 títulos retrocompatibles. Por mencionar algunos se encuentra: Halo Reach, Gears of War 3, Fallout 3, Alan Wake, entre otros. Ingrese al catálogo completo acá.